Get Adobe Flash player

Ataque terrorista a dos mezquitas en Nueva Zelanda deja un saldo de 49 muertos

image(Takbir TV) - 49 muertos y más de 20 heridos fue el saldo del brutal ataque terrorista llevado a cabo en dos mezquitas de Nueva Zelanda durante las oraciones del día viernes. La Primer Ministro Jacinta Ardern condenó inmediatamente el ataque al que calificó como un acto de “terrorismo”, siendo este el peor ataque que haya ocurrido en ese país.

Asimismo, Ardern dijo que cuatro personas que fueron detenidas tuvieron expresiones extremistas, pero que no habían estado en ninguna lista de vigilancia policial, y agregó que se colocó a Nueva Zelanda en su nivel más alto de seguridad.

"Está claro que esto ahora solo puede ser descrito como un ataque terrorista", dijo Ardern, y lo llamó como "uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda".

La policía dijo más tarde que tres personas estaban bajo custodia y un hombre de unos 20 años había sido acusado de asesinato. Aparecerá en la corte el sábado.

El equipo de cricket de Bangladesh que estaba de visita llegó a orar en una de las mezquitas cuando comenzó el tiroteo, pero todos los miembros están a salvo, dijo un entrenador del equipo a la agencia Reuters.

El comisionado de policía Mike Bush dijo que en total son 49 los muertos.

El video circuló ampliamente en las redes sociales, aparentemente tomado por un hombre armado y publicado en vivo en línea a medida que se desarrollaba el ataque, lo mostraba conduciendo hacia una mezquita, entrando y disparando a las personas que se encontraban dentro.

Los cuerpos de los orantes yacían acurrucados en el piso, según mostraba el video. Reuters no pudo confirmar la autenticidad de las imágenes.

Un testigo que estaba en la mezquita de Al Noor habló con los medios de prensa y dijo que el hombre armado era blanco, rubio y que llevaba un casco y un chaleco antibalas. El hombre irrumpió en la mezquita mientras los fieles se arrodillaban para rezar.

"Tenía una pistola grande ... vino y comenzó a disparar a todos en la mezquita, en todas partes", dijo Ahmad Al-Mahmoud, y agregó que tanto él como otros escaparon rompiendo una puerta de vidrio.

La policía dijo que cuarenta y una personas murieron en la mezquita de Al Noor, siete en una mezquita en el vecindario de Linwood y una en el hospital. Los hospitales dijeron que entre las víctimas también había niños.

Una cuenta de Twitter con el identificador @brentontarrant publicó el miércoles imágenes de un rifle y otros equipos militares decorados con nombres y mensajes relacionados con el nacionalismo blanco. Parecían ser las mismas armas que aparecieron en la transmisión en vivo del ataque a la mezquita el viernes.

Aún no se sabe si los ataques a las dos mezquitas fueron llevados a cabo por el mismo hombre.

Por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo que uno de los hombres bajo custodia es australiano.

La policía dijo que se les pidió a todas las mezquitas de Nueva Zelanda que cerraran sus puertas y hay guardias armados apostados en ellas, añadiendo que no estaban buscando activamente a ningún otro "sospechoso identificado".

Los líderes políticos e islámicos en Asia y el Medio Oriente condenaron los asesinatos.

La Universidad Al-Azhar, sede de la comunidad islámica sunita de Egipto, dijo que los ataques habían "violado la santidad de las casas de Dios".

"Advertimos que el ataque es un indicador peligroso de las graves consecuencias de la escalada del discurso del odio, la xenofobia y la propagación de la islamofobia".

Seis indonesios habían estado dentro de una de las mezquitas, tres lograron escapar y tres desaparecieron, dijo su ministro de Relaciones Exteriores.

El embajador de Afganistán dijo en Twitter que tres afganos habían sido heridos. Dos malayos resultaron heridos, dijo su ministerio de Relaciones Exteriores.

Los musulmanes representan poco más del 1 por ciento de la población de Nueva Zelanda, según un censo de 2013.

Las imágenes en línea, que parecían haber sido capturadas con una cámara atada a la cabeza de un hombre armado, lo mostraban mientras conducía escuchando música en su vehículo. Después de estacionarse, tomó dos pistolas y caminó una corta distancia hasta la mezquita donde abrió fuego.

En el transcurso de cinco minutos, disparó repetidamente a los fieles, dejando más de una docena de cuerpos en una sola habitación. Regresó al auto durante ese período para cambiar de arma y regresó a la mezquita para dispararle a cualquiera que muestre signos de vida.

Un hombre, con la sangre todavía en la camisa, dijo en una entrevista televisiva que se escondió de un hombre armado debajo de un banco y rezó para que se quedara sin balas.

"Solo estaba orando a Dios y esperando a nuestro Dios, por favor, que este hombre se detenga", dijo Mahmood Nazeer a TVNZ.

Takbir Radio

takbirradio baner1