Takbir Tv

En medio de crímenes de guerra, Yemen pide la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudita.

image(Takbir TV) - Yemen criticó a las Naciones Unidas por guardar silencio ante los crímenes de guerra sauditas, y pidió el fin de la venta de armas a Riad después de que el régimen y sus aliados masacraran a decenas de civiles, incluidos niños, en la provincia de al-Jawf.

En un comunicado emitido por el canal de televisión al-Masirah de Yemen, el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país dijo que desde que comenzó la guerra liderada por Arabia Saudita en 2015, unos 16.700 civiles, incluidos 3.750 niños y 2.370 mujeres, fueron asesinados, mientras que 26.100 resultaron heridos

Debido al inhumano bloqueo saudí que ha causado diferentes enfermedades y una prolongada hambruna entre la población yemení, miles de ciudadanos perdieron la vida.

El ministerio también se refirió a los recientes ataques de Arabia Saudita en una zona residencial en la provincia norteña de al-Jawaf, asegurando que las redadas dejaron 31 civiles muertos.

El derramamiento de sangre se produjo solo semanas después de que la ONU, en un movimiento altamente polémico, eliminó al régimen saudí de su lista de niños asesinos.

"Desafortunadamente, los crímenes sauditas contra el pueblo yemení continúan por sexto año consecutivo, y continuarán mientras la comunidad internacional y las potencias mundiales permanezcan en silencio frente a las atrocidades y masacres contra los inocentes ciudadanos yemeníes", se lee en la declaración.

También se quejó de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no ha abordado el derramamiento de sangre saudita en Yemen mientras pasa tiempo discutiendo cuestiones menores.

Los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores nuevamente condenan los horribles crímenes de la coalición liderada por Arabia Saudita y subrayan la necesidad de suspender las exportaciones de armas al régimen de Riad.

Además, pidió a la comunidad internacional, a las organizaciones legales y al Consejo de Seguridad que tomen medidas prácticas para garantizar la seguridad del pueblo yemení en lugar de ser cómplices en el asesinato de la nación oprimida.

Otros ministerios yemeníes también emitieron declaraciones similares en condena por las redadas llevadas a cabo el miércoles.

Según el Ministerio de Salud de Yemen, la mayoría de las víctimas de los ataques sauditas contra Jawf fueron mujeres y niños.

El ataque se produjo tres días después de un ataque aéreo similar en la provincia noroeste de Hajjah que mató al menos a siete niños y dos mujeres.

El grupo humanitario Save the Children denunció los últimos ataques aéreos sauditas en Yemen.

"Estos ataques no solo amenazan directamente la vida de los niños, sino también el trabajo humanitario que salva vidas y los esfuerzos para combatir el brote de coronavirus que muchos trabajadores de la salud dicen que está fuera de control y se está extendiendo", dijo Xavier Joubert, director nacional de Save the Children en Yemen.

Arabia Saudita libró una devastadora agresión militar contra su vecino del sur en marzo de 2015 con la colaboración de varios de sus estados aliados y el apoyo armamentista de algunos países occidentales.

El objetivo pretendido por Arabia Saudita era retornar al poder a un antiguo régimen respaldado por Riad y derrotar al movimiento Houthi Ansarullah que tomó el control del Estado después de la renuncia del entonces presidente y su gabinete.

La ONU se refiere a la situación en Yemen como la peor crisis humanitaria del mundo, con más de la mitad de los hospitales y clínicas destruidos o cerrados.

www.takbirtv.com 

ASAI por Palestina

  logo WHATAPP logo TELEGRAM logo FB logo TWITTER